Clarin quiere cerrar este blog

agosto 18, 2009

Me llego un mail que de WordPress que si no posteo el blog se considera desactivado, no me resultaria raro que todo esto sea una maniobra de Clarin, por las muchas veces que denuncie que lo financias capitales arabes y antisemitas.

 

lg_Clarin

Anuncios

Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago

marzo 4, 2007

Como en este blog nos oponemos a Clarin y a elforro pongo esta bonita editorial.

Las contradicciones del Grupo Clarín
Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago
En su editorial del 22 de enero pasado, Clarín señala que la educación es la herramienta para combatir el odio racial, religioso o étnico. Pero días después difundió un diccionario para chicos que iguala judío con “avaro y usurero”.

El Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) pedirá el retiro de circulación de un diccionario que el diario Clarín distribuyó a nivel nacional con el número 469 de una revista escolar. La razón de la exigencia del organismo público es que la palabra “judío” es definida -en la página 230 del diccionario editado por Emecé Editores S.A/Espasa- como “avaro y usurero”.

Según un comunicado del INADI, se intimará al Grupo Clarín al “retiro de la venta, la retractación pública y la no reedición del diccionario en esos términos”.

Para María José Lubertino, titular del INADI, es “incompresible que a una editorial de seriedad como Espasa, a la revista Genios y a la intervención de un grupo de la importancia de Clarín, se les haya pasado por alto en la corrección semejante aberración”.

Por su parte, Clarín sólo dijo “a los lectores de la revista Genios que a partir del lunes 19 de marzo podrán canjear en los quioscos el Diccionario Básico de la Lengua Española que formó parte de la última edición de la publicación infantil”, “porque en esa obra fue advertida la existencia de una tercera acepción, en sentido figurado, de la palabra “judío” que, si bien aparece en otros diccionarios españoles y argentinos, Clarín considera agraviante”.

Sin dudas, del lamentable hecho se desprende que:
– Clarín no chequea ni revisa con precisión los contenidos que difunde.
– O bien, si lo hace, pero no estimó la definición “judío: sucio y avaro” como “agraviante”, al menos no la consideró así hasta que un organismo público se lo exigió.
– La tercera posibilidad: los responsables de la venta del diccionario infantil advirtieron el arquetipo discriminador y prejuicioso en la publicación, pero prefirieron mirar hacia el costado, para evitar futuros problemas administrativos y posibles pérdidas económicas.

En cualquiera de los tres casos, los valores subyacentes a los actos no son dignos de un medio masivo de comunicación que sentencia solemnemente en sus editoriales (La democracia ante la intolerancia – Clarín 22/1/07): “la importancia de una de las tareas cívicas más relevantes es mostrar y enseñar el baño de sangre, horror y destrucción que provocaron los totalitarismos del siglo veinte. Para esto, la escuela y el espacio público deben usarse como tribunas para que nunca más se repita ese pasado”. Y agrega “A la democracia se le plantea el dilema de cómo enfrentar la difusión de opiniones de odio racial, religioso o étnico. Más allá de las respuestas penales, es importante la educación en la cultura de la democracia”.

Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago, tal vez sea un buen título para la próxima editorial del “Gran diario de los argentinos”.

De la Redacción de Radio Jai

clarin.gifcol_4_a.gif